Consultorio médico

LA CLÍNICA DESDE EL ENFOQUE HUMANO

“¿El  proyecto / sueño?

Fundar  una  clínica, donde  el  fin  fuese:

Atender  pacientes  con  una  ética única sin pensar en sacar provecho de ellos, además de honrar el        Juramento Hipocrático en toda la  extensión de la palabra”.

El enfoque humano, como hija del motor fundador de la clínica, manifiesta su infancia con paseos dominicales familiares en busca del terreno; la presencia de los planos de la futura clínica en la mesa del comedor para ver donde estaría ubicada cada área, ventanas, puertas, etc.; los fines de semana para ver desde los pilotes hasta el progreso de la obra; y finalmente, como cierre de esta etapa inicial, el momento de la inauguración y las palabras del padre fundador en conjunto con la bendición del párroco.

Elgi Haddad culmina su escrito invitándonos a mantener el espíritu en pro del mantenimiento de la clínica y de los estándares que constituyeron el estímulo para la construcción de nuestra institución.

 

Elgi Haddad Pérez

 @arquitecturavzl

30 DE JULIO DE 2021

La Historia

Hemos tenido el placer de recibir algunas notas enviadas muy amablemente por Elgi Haddad Pérez en relación a su visión como hija del Dr. Gilberto Andrés Haddad García y la ideación y realización de su sueño.

“Era casi a fines de los años 60 y principio de los 70 cuando empiezo a escuchar a mi papá decir, en casa, de un proyecto que rondaba en su cabeza”

En su interesante narración, Elgi Haddad expone el compartir de la idea inicial con el Dr. Rafael Ángel Barreto quien era su amigo y vecino de consultorio.

Posteriormente empieza el fervoroso intercambio de ideas y llamadas con otros colegas, amigos y compañeros de la Escuela “Dr. José María Vargas” promoviendo la fundación de la futura Clínica Santa Sofía, nombre elegido en relación con la urbanización donde se desarrollaría.

El involucrarlos económicamente a través de la adquisición de acciones “A”, en conjunto con un préstamo bancario, serían el motor que permitiría el desarrollo del proyecto y la contratación de la empresa constructora. Se crea de esta manera el Grupo Médico Vargas, compañía legal representante de la alianza.

“No puedo recordar el número exacto de interesados para este momento… probablemente llegaron a 120 accionistas al final de esta etapa, pero sí recuerdo algunos nombres de ese entonces: Carlos y Gustavo Bustamante, Mauro y Álvaro Villegas, Mauricio Rivas, Rafael Ángel Barreto, Antonieta Sáez, Luis Álvarez, Jesús Luongo Font, Jesús Torres Solarte, Gerardo Franco, Jesús Velásquez, Manuel Matute, Antonio Rondón, Ignacio Quintana, Rafael Santander, Fernando Guzmán, Jesús Carvajal, Pedro Febres, Rodolfo Ascanio, Nicolás Franchi, Antonio y Gastón Vargas, Abelardo Cruz, Irán Rodríguez, Enrique Lairet, Daniel Galavís, Rito Prado, Anselmo Campos y muchos otros cuyos nombres se me escapan”. Hace mención especial a Héctor Vargas y Manuel Labrador, al mando del laboratorio y el área de anatomía patológica, y a Velia Saldias en el departamento de nutrición.